"Aquel día dejé de ser un reflejo de mis escasos triunfos pasados y empecé a ser mi propia tenue luz de este presente; aprendí que de nada sirve ser luz si no vas a iluminar el camino de los demás.
Aquel día decidí cambiar tantas cosas... Aquel día aprendí que los sueños son solamente para hacerse realidad.
Desde aquel día ya no duermo para descansar... ahora simplemente duermo para soñar".


Walt Disney

 




Algunas imágenes de esta nueva e inolvidable experiencia que dejó 
el Alma enriquecida de conocimientos y agradecimientos a Dios, los Budas Santos
China y al Templo Shaolin Gracias! que juntos sus instructores,compañeros de práctica me vi enriquecido en el alma y la mente de increíbles bendiciones para mi espíritu.Gracias a Bodhidharma,(DaMo) por las bendiciones de luz que me ha dado escuchando mis oraciones,para continuar en mi camino con entereza y fé en mis convicciones.

xie xie
Amitofo
Laoshi Pablo Pérez
Sol Villafán