"Aquel día dejé de ser un reflejo de mis escasos triunfos pasados y empecé a ser mi propia tenue luz de este presente; aprendí que de nada sirve ser luz si no vas a iluminar el camino de los demás.
Aquel día decidí cambiar tantas cosas... Aquel día aprendí que los sueños son solamente para hacerse realidad.
Desde aquel día ya no duermo para descansar... ahora simplemente duermo para soñar".


Walt Disney

NAVIDAD SHAOLIN URUGUAY


Navidad, siempre será Navidad
Familia Bodhidharma del Centro de Cultura Shaolin en Uruguay

La vida…tan hermosa, tan complicada, tan efímera, tan profunda hasta doler los huesos o tan alegre hasta que te duela el estómago de tanta risa.
Y así, los que tenemos hijos,  vemos a través de sus pupilas, a través de sus risas, a través de sus lágrimas, de sus fuerzas, como el tiempo desfila frente a nosotros.
Así es la vida, dulzuras y amarguras, deseos de volver a estar con quienes han invadido nuestro profundo corazón…y un día dejan de estar y luego todo deja de ser igual.
Pero estamos. Este es el momento.
Es transformación de vida, lo comprendamos o no.
Lo lindo nada ni nadie nos lo pueden arrebatar, se encuentra arraigado como grande raíces en nuestra alma. Lo diferente es, como lleguemos a ver la vida que tenemos, a vislumbrar a través de velos difusos la alegría, al amanecer sonriendo en cada esperanza. Aceptar y seguir luchando por la armonía interna, por la paz. Hacer el bien, solo el bien aún aunque el dolor que vivas sea un tormento, porque siempre habrá seres más arriba o más abajo que nosotros, siempre alguien estará necesitado…
No importa la magnitud de tu ayuda, porque por más pequeña, para quien lo recibe, se convierte en la más grande de las magnitudes.
Porque quizás no tengas  dichas, o quizás la conozcas  demasiado, pero todos somos iguales, como una semilla cumpliendo su función. Toda una vida, todo un año y ya es Navidad! Recordemos agradecer, por lo que tenemos, porque muchas veces, el dolor, el enojo, deja ciega el alma y nos confunde la visión, nuestra  memoria, impidiendo ver lo que tenemos y quienes nos rodean, quienes queremos o a quienes les importemos.
Que vivas este tiempo con paz, agradeciendo por lo que fue, por lo que es, por lo que tienes.
Y recuerda que ayudando a quienes lo necesitan es el mejor regalo que puedas dar, y es lo mejor, que te pueda llegar a suceder!
Que trates de tener una gran Navidad, plena de paz profunda en tu corazón.
Sol Villafán