"Aquel día dejé de ser un reflejo de mis escasos triunfos pasados y empecé a ser mi propia tenue luz de este presente; aprendí que de nada sirve ser luz si no vas a iluminar el camino de los demás.
Aquel día decidí cambiar tantas cosas... Aquel día aprendí que los sueños son solamente para hacerse realidad.
Desde aquel día ya no duermo para descansar... ahora simplemente duermo para soñar".


Walt Disney

Tai Ji y Parkinson
















Hace muchos años, tuve la experiencia de conocer a  un señor entrado en años, con problemas de Parkinson y quien lo vive de afuera, es no saber qué hacer para que la persona afectada con esta enfermedad, no se ponga incómoda delante de otros, ya que sus movimientos musculares constantes inconscientes los preocupa por no poder pararlos, y logran en ellos mas nerviosismo formando  una cadena que deriva a que sus movimientos involuntarios no cesen.

Para las personas afectadas con esta enfermedad les es difícil manejarse voluntariamente como antes, dirigir su cuerpo como su mente lo desea, no poder controlar sus propios movimientos musculares.

En los Estados Unidos,  distintas instituciones médicas de Oregón, pusieron a prueba la práctica del TaiJi para los enfermos de Parkinson con voluntarios alrededor de los 68 años de edad, presentando diagnóstico de Parkinson suave y moderado, o sea que se ponían de pie por si solos, tomaban medicamentos, tenían rigidez, temblores pero se podían manejar por ellos mismos.

El TaiJi es una práctica milenaria en China, es un trabajo interno y externo, donde junto con la respiración y movimientos, se logra canalizar el Chi, o la energía por cada parte del cuerpo, llevando esa energía como un gran río donde circula el agua, desbloqueando esas zonas, en que la energía se estanca.

Este trabajo se publicó en New England Journal of Medicine.
Se hicieron movimientos de balanceo, respiración, movimiento en las articulaciones Balanceo del cuerpo, etc.





Se logró evaluar la estabilidad de postura de los enfermos de Parkinson  según los límites que podían alcanzar los pacientes al realizar una serie de movimientos sin desplazar el centro de gravedad del cuerpo o caerse, y el control de la dirección en sus movimientos.


Deseamos que el TaJi esta milenaria herramienta de Salud,la puedan aplicar todos los seres para cualquier enfermedad,creemos es asi, si se practica asiduamente,como lo acostumbran hacer en China. 

Sol Villafán