"Aquel día dejé de ser un reflejo de mis escasos triunfos pasados y empecé a ser mi propia tenue luz de este presente; aprendí que de nada sirve ser luz si no vas a iluminar el camino de los demás.
Aquel día decidí cambiar tantas cosas... Aquel día aprendí que los sueños son solamente para hacerse realidad.
Desde aquel día ya no duermo para descansar... ahora simplemente duermo para soñar".


Walt Disney



El pasado sábado 12 de marzo de 2011, en el hermoso y tranquilo entorno del Jardín Botánico nos juntamos para practicar y aprender la forma 42 de espada. Fueron dos horas y media de practica casi continua, por lo que puso en juego el trabajo de lo externo con lo interno, la concentración y a su ves un estado de relajación para

mantener la armonía y la suavidad de la técnica.
De mi parte, les doy gracias y felicitaciones por haber acompañado la iniciativa de hacer un entrenamiento “extra clase”, y espero se sumen mas para el próximo…
Cuando nuestro Tai Chi se realiza con un corazón sincero, nuestra energía se equilibra y nos conectamos con nuestra esencia.